Category: Estilos

Es cierto que durante los meses de verano nuestro cabello sufre una serie de contratiempos que, de no ser remediados, pueden provocar debilitación y otros daños que ya pudimos ver en este mismo blog. Pero no es menos cierto que durante el invierno nuestro cuero cabelludo también sufre muchísimo.

girl-570556_960_720

Es por ello que hemos decidido traerte una serie de consejos para que sepas cómo cuidar de tu cabello durante el invierno, ya que los cambios climatológicos afectan sobremanera a nuestra salud capilar. Lo primero que hay que saber es que en esta época del año nuestro cuero cabelludo segrega más grasa debido a las bajas temperaturas. Eso sucede a nivel interno, pero también notamos que externamente afectan a la calidad de nuestro cabello.

Así pues, estas serían algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta si quieres que tu pelo luzca de la mejor manera durante los meses de invierno:

  • Hidratación profunda: es importantísimo que te encargues de hidratar adecuadamente tu cabello durante estos meses, ya que los termómetros bajan, la calefacción en el interior sube y este contraste hace que nuestro pelo se seque, se rompa y, por consiguiente, luzca sin vida, apagado. Asimismo, un cabello mal hidratado es un cabello que tiende a inflarse y por lo tanto a encresparse cuando el ambiente es húmedo.
  • Limpieza nutritiva: en invierno el cabello necesita champús que le aportan nutrición y que cuiden la fibra en profundidad. Pero ojo, ten mucho cuidado con la cantidad que uses, puesto que algunas propiedades provocan el aumento de la electricidad estática del cabello. Y recuerda: aclara con agua tibia.
  • Encrespamiento: todos los condicionantes del invierno hacen que se dispare la electricidad estática del cabello. Para controlar el encrespamiento es importante utilizar productos muy hidratantes, que además cuiden y protejan nuestro pelo, como la manteca de karité o el aceite de jojoba. Además, para evitar el encrespamiento utiliza un cepillo de cerdas de jabalí. Todo esto hará que mantengas a raya el encrespamiento en cualquier condición.
  • Desintoxicación de tu cuero cabelludo: quince minutos antes de meterte en la ducha, masajea el cuero cabelludo con un producto especialmente diseñado para este zona. De esta forma, conseguirás reducir la sensación de irritación.

En definitiva, el invierno trae consigo una serie de condicionantes que pueden afectar negativamente a tu cabello, pero no te preocupes: siguiendo los consejos que te acabamos de ofrecer y con unos mimos extra tu pelo se mantendrá sano, brillante y manejable, ¡compruébalo día tras día!