BlogR6


Es cierto que durante los meses de verano nuestro cabello sufre una serie de contratiempos que, de no ser remediados, pueden provocar debilitación y otros daños que ya pudimos ver en este mismo blog. Pero no es menos cierto que durante el invierno nuestro cuero cabelludo también sufre muchísimo.

girl-570556_960_720

Es por ello que hemos decidido traerte una serie de consejos para que sepas cómo cuidar de tu cabello durante el invierno, ya que los cambios climatológicos afectan sobremanera a nuestra salud capilar. Lo primero que hay que saber es que en esta época del año nuestro cuero cabelludo segrega más grasa debido a las bajas temperaturas. Eso sucede a nivel interno, pero también notamos que externamente afectan a la calidad de nuestro cabello.

Así pues, estas serían algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta si quieres que tu pelo luzca de la mejor manera durante los meses de invierno:

  • Hidratación profunda: es importantísimo que te encargues de hidratar adecuadamente tu cabello durante estos meses, ya que los termómetros bajan, la calefacción en el interior sube y este contraste hace que nuestro pelo se seque, se rompa y, por consiguiente, luzca sin vida, apagado. Asimismo, un cabello mal hidratado es un cabello que tiende a inflarse y por lo tanto a encresparse cuando el ambiente es húmedo.
  • Limpieza nutritiva: en invierno el cabello necesita champús que le aportan nutrición y que cuiden la fibra en profundidad. Pero ojo, ten mucho cuidado con la cantidad que uses, puesto que algunas propiedades provocan el aumento de la electricidad estática del cabello. Y recuerda: aclara con agua tibia.
  • Encrespamiento: todos los condicionantes del invierno hacen que se dispare la electricidad estática del cabello. Para controlar el encrespamiento es importante utilizar productos muy hidratantes, que además cuiden y protejan nuestro pelo, como la manteca de karité o el aceite de jojoba. Además, para evitar el encrespamiento utiliza un cepillo de cerdas de jabalí. Todo esto hará que mantengas a raya el encrespamiento en cualquier condición.
  • Desintoxicación de tu cuero cabelludo: quince minutos antes de meterte en la ducha, masajea el cuero cabelludo con un producto especialmente diseñado para este zona. De esta forma, conseguirás reducir la sensación de irritación.

En definitiva, el invierno trae consigo una serie de condicionantes que pueden afectar negativamente a tu cabello, pero no te preocupes: siguiendo los consejos que te acabamos de ofrecer y con unos mimos extra tu pelo se mantendrá sano, brillante y manejable, ¡compruébalo día tras día!

Por todos es sabido que mantener una buena alimentación es beneficioso para nuestra salud. Y, evidentemente, también para nuestro cabello. Pero, ¿qué alimentos son los más beneficiosos para tener un pelo saludable?

girls-1209321_960_720

A lo largo de muchos días del año podemos observar cómo nuestro cabello luce sin apenas brillo, empieza a caer de forma repentina o muestra un aspecto especialmente deshidratado. ¿Y estos cambios a qué se deben? La mala salud de nuestro cuero cabelludo puede deberse a distintos factores como, por ejemplo, genéticos u hormonales, malos hábitos de higiene capilar, el consumo de algunos medicamentos o el estrés. Estos factores muestran un margen mínimo de actuación a nivel personal, pero la alimentación es un elemento que depende de todos y cada uno de nosotros y que, por lo tanto, podemos alterar para conseguir un pelo fuerte y sano.

Como comentamos en la última entrada del blog, el cabello está compuesto por queratina, una proteína, y otros minerales como el silicio, el magnesio o el cobre, por lo que para lograr un pelo fuerte y sano es esencial mantener una dieta equilibrada y saludable que incluya estos nutrientes.

Así pues, los expertos establecen en qué alimentos podemos encontrar estos nutrientes:

  • Ricos en vitamina A: podemos encontrarla en alimentos como los huevos, la leche, las verduras y el aceite, de girasol y de oliva.
  • Ricos en vitamina B: hablamos del pescado, la carne vacuna y porcina, el pollo, la soja, los huevos, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales. Fuente de ácido fólico, estos alimentos ayudan a oxigenar la sangre de los folículos pilosos.
  • Ricos en vitamina C: en este grupo podemos encontrar alimentos como el limón, la naranja, el kiwi, las espinacas y el brócoli. Intervienen en la síntesis del colágeno, que ayuda en la absorción del hierro, el cual es necesario para que el pelo crezca fuerte y sano.
  • El zinc también es esencial para el crecimiento del cuero cabelludo y lo podemos encontrar en carnes y pescados, y también en alimentos como los espárragos, las berenjenas, las patatas, los higos y el apio. 
  • Y por último el ácido fólico, presente en cereales, nueces, el zumo de naranja o el trigo, y el omega 3, que lleva a cabo una función antioxidante y lo podemos encontrar en el aceite de oliva, el chocolate, la salvia o la albahaca.

Dicho esto, lo más adecuado es acoplar todos estos alimentos en una cantidad apropiada cada vez que se coma. Además, es muy recomendable consumir muchas verduras y de una a dos frutas al día. Y tú, ¿has tomado nota?

En la entrada de hoy hablaremos de los beneficios que nos puede aportar a nuestro cabello el aceite de coco. Por todos es sabido que este aceite de origen vegetal posee infinidad de propiedades que se pueden aplicar en la alimentación, pero también en la cosmética. 

Ha sido utilizado como aceite para el cabello durante muchísimos años, demostrando resultados más que beneficiosos. Ciertos componentes del aceite de coco mantienen el pelo fuerte, nutrido y protegido de los efectos del envejecimiento prematuro. Y es que aplicado en el cabello, a pesar de ser un aceite, no deja en ningún momento una sensación grasa. Para sorpresa de muchos, el aceite de coco nutre en profundidad el cabello..

Así pues, podemos darle uso a este aceite de las siguientes formas, las cuales aportarán innumerables beneficios a nuestro cabello:

En primer lugar, como acondicionador natural. Hablamos de un producto que no contiene químicos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Además, contiene vitaminas y minerales que hidratan y fortalecen. Se puede usar como un acondicionador al uso durante el lavado o en secosi deseamos  una hidratación mucho más profunda. Por lo tanto, hablamos de una gran alternativa a tener muy en cuenta.

Por otro lado, el aceite de coco es un gran estimulador del crecimiento del cabello. Contiene proteínas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes que ayudan a reparar las fibras que son dañadas del cabello y, además, evitan su caída.

Asimismo, este famoso aceite también se puede usar para evitar el encrespamiento. Hablamos de un producto que ayuda a evitar en gran medida el debilitamiento que sufre nuestro cabello en el día a día, aportando una gran dosis de nutrición.

Por último, es una gran elección si queremos combatir la caspa. Como hemos comentado anteriormente, su aporte de ácidos grasos ayuda a disminuir la descamación del cuero cabelludo, evitando además la sensación de picor. A todo esto debemos añadir que aporta un aroma dulce y refrescante.

Sin duda emplear productos naturales como el aceite de coco nos ayudará a combatir todos esos agentes que dañan nuestro cabello, provocando así que luzca de manera brillante y natural. ¿A qué esperas para darle una oportunidad a esta fantástica alternativa?

Coconut oil

No es un secreto que nuestro cabello contiene entre un 10 y un 15 % de agua. En este sentido, en los días más calurosos del año gran parte de este agua se evapora. ¿Qué podemos hacer para contrarrestar la deshidratación de nuestro cuero cabelludo? A continuación te presentamos una serie de consejos para que tu pelo se mantenga hidratado a lo largo de este verano.

Uno de los consejos más importantes que te podemos ofrecer es usar un champú y un acondicionador que aporten una importante hidratación. Estos productos deben contener queratina y Pantenol. La queratina, muy conocida por todos, es una proteína rica en azufre que constituye la parte fundamental de tejidos como las uñas o el pelo, Por otro lado, el Pantenol es un ingrediente muy común que sirve, entre otras funciones, para dar brillo al cabello sin que aparezcan efectos no deseados como el sobreengrasado y/o la pegajosidad. Una vez aplicado permite retener la humedad evitando la sensación de sequedad y fragilidad.

Para mantener nutrido nuestro cabello en verano también es importante lavarse el pelo con más frecuencia de lo habitual. Lavarlo con agua a una temperatura templada es muy beneficioso para el cabello, el cuero cabelludo y la circulación. En este sentido, en nuestro salón ofrecemos el tratamiento ION Fusión by EXO Barcelona, llevado a cabo con ingredientes naturales que hidrata, nutre y repara la estructura interna del cabello.

Por otro lado, la utilización de elixires con aceite son muy útiles para devolver la hidratación al cabello dañado por los rayos solares. Pueden aplicarse perfectamente sobre el cabello húmedo o seco.

Y por último y no menos importante, debemos recordar la importancia de mantenerse hidratado durante todo el día. Es vital beber una cantidad suficiente de agua. El té sin edulcorantes también es una excelente opción para hidratarse durante los días más calurosos del año.

Sin más, recuerda todos estos consejos para mantener tu cabello hidratado y, sobre todo, no te olvides de disfrutar.

young-woman-1745173_960_720